Pan de pueblo. Albanchez de Mágina, Jaén

843
03:56
Precios : 0

 

La diferencia entre el pan industrial y el pan “de pueblo” está en el gusto: el pan prefabricado no tiene nada que ver con el delicioso pan artesanal, elaborado en un horno, generalmente de leña, tras un largo proceso de fermentación. Este último no necesita aditivos y su textura aguanta mucho más antes de resecarse.
Nuestros abuelos no concebían una mesa de comida sin pan. Hoy por hoy, los hábitos alimenticios del ciudadano del siglo XXI son muy distintos: comemos fuera de casa y cocinamos menos, algo que va en detrimento del pan y en aumento de un mayor desequilibro alimentario.

Os desvelamos algunos secretos para aprender a elegir un pan artesano y de calidad como es el de nuestro vídeo:
– El pan tiene que pesar. Aunque parezca que el pan pesado es más denso y difícil de digerir, no es así.
– La corteza tiene que ser crujiente. Un buen pan se reconoce por su corteza color pardo, más gruesa que la del pan industrial y muy crujiente. Además, debe mantener estas propiedades durante el tiempo que el pan esté fresco.
– La ‘suela’ debe ser lisa, porque eso indica que se ha cocido en horno de piedra. El pan elaborado en horno de piedra requiere un horneado, lento, lo que repercute directamente en una digestión más fácil.
– La miga debe tener agujeros grandes e irregulares y esta es quizá una de las características más definitorias del pan artesano.
– El aspecto de los panes artesanos es irregular. La industria hace “fotocopias”, el artesano crea “hermanos”.
– Tiene que oler a pan. En general, si el pan no huele es que no ha reposado el tiempo suficiente para que se desarrollen los ácidos orgánicos responsables de ese olor característico.

Situación del horno de la panadería de María Contreras:
C/ Molino, 54
23538. Albánchez de Mágina, Jaén

 

Compartir
  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    51
    Shares
  •  
    51
    Shares
  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •